CONGOLEÑOS EN URQUIZA03 de Abril de 2017

REFUGIADOS EN EL BARRIO

LOS MUNKOKA ESCAPARON DE LA GUERRA CIVIL EN CONGO, HACE 4 MESES LLEGARON A URQUIZA Y BUSCAN TRABAJAR PARA MANTENER A SUS HIJOS.
Según un informe de 2015 del Banco Mundial, Congo es el país más pobre del mundo.


La República Democrática del Congo, el gigante centroafricano, vive en permanente conflicto bélico hace más de 50 años. La última crisis profunda se desató hace pocos meses: el presidente Joseph Kibila -quien ya cumplió sus dos mandatos constitucionales- argumentó que no había recursos para celebrar las elecciones y las pospuso para mediados de 2017.

En medio de ese clima violento y hostil, la familia Munkoka tomó la decisión de irse y buscar asilo en otro país. Desde Kinshasa, la capital congoleña, viajaron en auto hasta Angola y allí un sacerdote les recomendó: “Vayan a Argentina”. Sin dudarlo volvieron al Congo, tomaron sus pertenencias, volaron y en agosto aterrizaron en Ezeiza.

Las primeras horas no fueron fáciles para el matrimonio de Jean Mambu Munkoka, de 42 años, y Angel Niangi Munkoka (35) y sus cuatro hijos: Jacob (18), Kevin (15), Débora (14) y Beni (8). Las primeras tres noches durmieron en la calle hasta que pudieron contactarse con la Conare, la Comisión Nacional para los Refugiados que depende del Ministerio del Interior de la Nación.

De la calle pasaron a una pensión en Flores. “Ahí estuvimos cuatro meses, pero era un lugar difícil para estar con los chicos”, le cuenta Angel a SoydeUrquiza.com en un claro español. “Hablamos bastante bien porque apenas nos acomodamos empezamos a estudiar el idioma”, explica.

Su próxima parada fue una humilde casa en la esquina de Quesada y pasaje Martiniano Bonorino. Llegaron a Villa Urquiza hace cuatro meses. “Los vecinos son muy amables con nosotros, muy amorosos”, asegura Jean.

El deseo de la familia africana es quedarse en el barrio, pero necesitan conseguir trabajo. “Los dueños son buenos, pero tenemos que pagarles”, dice Angel, quien tiene experiencia en atención en comercios, tareas de limpieza y conocimientos de costura. Jean es jardinero y también realiza tareas de limpieza y mantenimiento general. Sus cuatro hijos empezaron las clases.

El destino los trajo hasata Villa Urquiza y ahora, a miles de kilómetros de su casa, los Munkoka buscan progresar lejos de la guerra. Y en familia.

* Si querés colaborar con la familia Munkoka escribinos a info@soydeurquiza.com o a nuestro Whatsapp 1126933238