FUTSAL22 de Mayo de 2017

PINOCHO, EL ORGULLO DEL BARRIO

Actualmente son 330 los chicos que practican futsal en Pinocho.


¿Cómo un humilde equipo de barrio logró llegar a lo más alto del futsal argentino? ¿Cómo consiguió ser admirado por todos? ¿Qué fórmula usó para ganar 14 títulos en los últimos 12 años? ¿Cómo obtuvo el récord argentino de 111 partidos invicto y estuvo 3 años sin perder un partido? ¿Cómo trabaja para mantenerse en lo más alto? Para responder esas preguntas la persona indicada es Santiago Elías, una leyenda del club de Villa Urquiza.

Santiago Elías es arquero, ataja desde los 8 años en Pinocho y es parte de la generación dorada del club ubicado en Manuela Pedraza 5139. Obtuvo 11 torneos de AFA, 3 torneos nacionales, estuvo 9 años en la Selección Argentina y jugó 2 Mundiales. Fue elegido 7 veces el mejor jugador de futsal del país, ganó un premio Alumni, 3 premios Jorge Newbery y 3 Olimpia de plata. Salvo un año, desde mediados de 2008 a mediados de 2009 que jugó en el Nápoli, toda su carrera vistió la camiseta de Pinocho. SoydeUrquiza.com charló con él para tratar de entender "el fenómeno Verde".

Santiago Elías ataja en la Primera, dirige en inferiores y tiene su escuela de arqueros.


¿Cuál es el secreto de Pinocho?
En 1999 se formó una camada de grandes jugadores, teníamos entre 17 y 19 años. El club apostó por nosotros y se inscribió para jugar el torneo de AFA. En 2001 ascendimos y llegamos a Primera. Ahí empezó el Pinocho que ganó todo. Después de 3 años de adaptación a la máxima categoría, en 2005 arrancó la época dorada. Fueron 3 claves: el nivel del equipo, el apoyo de los dirigentes y el apoyo de la gente. El club adoptó al futsal como su principal deporte y en los últimos 12 años ganamos 14 títulos. En el último tiempo se empezó a equiparar porque los clubes grandes aumentaron sus presupuestos para el futsal. En ese sentido, el económico, nosotros no podemos competir contra River, Boca o San Lorenzo.

¿En qué se tradujo todo ese crecimiento?
Hoy en día es increíble la cantidad de chicos que vienen al club, es impresionante. Se practica futsal desde la categoría 2012 hasta veteranos y femenino. Hay lista de espera para entrar. Los chicos se van haciendo hinchas del club y hace 4 años se empezó a apostar fuerte a las inferiores. Hay un trabajo mucho más organizado y se practica 100% futsal. La época dorada del club atrajo mucho gente y no solamente del barrio.

Además de ser el capitán de la Primera, Santiago Elías dirige a la cuarta y quinta división y tiene su escuela de arqueros en el club, que armó cuando volvió de jugar en Italia.

¿Cuál es la clave para que Pinocho siga en lo más alto?
El objetivo es que la gente sienta identidad por el club, que se hagan hinchas del club. Acá no solamente vienen a practicar el deporte, sino que se se van haciendo amigos, se crían acá. Los amigos en un club social como éste te quedan para toda la vida. Tratamos de generar identidad con los chicos, que venga a ver la Primera, que se sienta partícipe del club y que se vaya familiarizando con el deporte. Identidad por el club y por el futsal, que es un deporte distinto al fútbol de 11. Tenemos que lograr que los chicos se sientan identificados con el deporte y con el club, eso es fundamental para nosotros.

Pinocho estuvo 3 años sin perder: fueron 111 partidos invicto.


"PINOCHO RESPIRA FUTSAL"

Hugo Pedrosa es, desde hace 3 años, el coordinador de futsal del club. Hoy está al frente de un equipo de trabajo de 30 personas, entre directores técnicos, ayudantes, preparadores físicos, kinesiólogos y delegados.

¿Cuál es la apuesta del club a futuro?
Cuando llegué la estructura de Pinocho sólo contaba con baby fútbol y la Primera de futsal. Reestructuramos todo y este año sacamos el baby. Pinocho respira futsal y era un cambio que teníamos que hacer. Actualmente contamos con casi 330 chicos y todos juegan al futsal. En la escuelita tenemos 50 chicos que arrancan desde los 4 años. Tenemos mucho apoyo de los dirigentes, es gente muy abierta y con muchas ganas de trabajar. No dejan nada librado al azar. Este trabajo que estamos haciendo se va a ver reflejado dentro de tres o cuatro años, cuando Pinocho tenga unas inferiores mucho más fuertes que ahora. Todavía las glorias del club están jugando pero necesitamos tener el recambio generacional que vamos a necesitar. Es un trabajo profundo, de lunes a lunes, hay que darle batalla.

El último título de Pinocho fue el Clausura 2015, mirá el programa especial de "A dos toques":