DONDE SE IBA A CONSTRUIR LA AUTOPISTA17 de Junio de 2017

LA NUEVA FACETA DEL BARRIO

Hace dos años empezaron a llegar nuevas oportunidades de trabajo a la zona que comprende las calles Donado y Holmberg, desde Monroe hasta La Pampa. El panorama también se repite a nivel residencial
Zona comercial de Holmberg, entre Blanco Encalada y Monroe.


El 10 de mayo pasado se inauguró en Holmberg 2548 la nueva Sede Comunal Nº12, la cual desafecta en algunas funciones al antiguo Centro de Gestión y Participación Comunal (CGP) de Miller 2751. El nuevo edificio cuenta con una plaza propia y se ubica a solo metros de la estación Luis María Drago y de la avenida Monroe.

En 2009 se sancionó una ley que permitió al estado porteño liberar los terrenos que habían sido tomados por familias enteras, con el objetivo de reacomodarlas en otros barrios o dentro de la misma zona y poder así comenzar con los proyectos de edificación de nuevos departamentos. Por muchos años, la traza de Donado -desde Echeverría hasta avenida Los Incas- era peligrosa y oscura para transitar, incluso para las seis líneas de colectivos que circulaban por allí.

En ese entonces, el Gobierno porteño recaudó 182 millones de pesos que fueron invertidos en subsidios y obras públicas para el Barrio Parque Donado-Holmberg y el corredor que lo rodea. Se construyeron hasta el momento una quincena de edificios, algunos ocupan casi una media manzana como es el caso de ‘MoHo’ (en Monroe y Holmberg) o ‘Único Belgrano’ (en Donado y Sucre).

Edificio en Monroe y Holmberg.


Dentro de las manzanas que van desde la nueva Sede Comunal hasta La Pampa se aprecian la nueva actividad comercial y educativa que está trayendo cada vez más la atención del público de barrios cercanos como no también. Algunos ejemplos son: café ‘Candela’ (Blanco Encalada y Donado), café ‘Sarasvary’ (dentro del edificio MoHo), ‘Celeste empanadas’ (frente al CGP 12), supermercado Día, carnicería RES y Proveeduría DVI (todos ellos en Monroe y Donado), ‘Loiano telas y obras’ (Donado 2415), ‘El jardín de los artistas’ (Donado 2345), ‘Aventino helados y café’ (Donado y Echeverría), ‘Universidad del Siglo XXI’ (Holmberg y Blanco Encalada) y ‘Centro Soca de Mujeres por la Paz’ (en Juramento y Donado frente a la Plaza Zapiola, la cual se intervino para arreglarla).

Los casos más notables del activo crecimiento son ‘Café Urbano’ (Donado 1910) y ‘NininaBakery’ (Holmberg 2464)’, cada uno situado en los edificios mencionados. Gabriel Rodríguez, dueño de ‘Café Urbano’, compró el local en 2013 y lo que antes había sido un hobby para él, se convirtió en un trabajo que logró un rápido ascenso comercial: “Soy contador público pero también estudié cocina. Mi señora es dramaturga y de allí surgió la idea de combinar el arte de cocinar con el arte en sí. El proyecto interesó y decidimos apostar a la zona. En julio pasado abrimos para brindarles un servicio a los vecinos y desde que lo hicimos la aceptación ha sido muy buena.”

El nuevo edificio de Comuna 12, inaugurado recientemente


Tanto para Rodríguez como para Emmanuel Paglayan –CEO y propietario de ‘Ninina’-, no han tenido ninguna contra desde que están en el barrio y destacan que no se han vivido hechos de inseguridad: “Ninina abrió el 20 de abril y tanto los vecinos como nosotros estamos muy contentos con lo que ha sucedido. Nosotros aspiramos que se convierta en referencia y destino obligado tanto para la gente que vive en el barrio como en otros barrios cercanos, tal como de a poco ocurrió con nuestro local de Palermo”, destacó Paglayan.

Aunque en algunas calles todavía quedan casas abandonadas o el terreno de Holmberg y Blanco Encalada que acumula basura, Gabriel Rodríguez espera que el Gobierno esté trabajando para revertir estas situaciones ya que deben “estar atentos a las necesidades del barrios y a mantener los espacios verdes.”