TRAGEDIA Y ABANDONO27 de Agosto de 2017

A 7 AÑOS DEL DERRUMBE DEL GIMNASIO

Fue por la tarde del 9 de agosto de 2010 cuando se derrumbó el gimnasio "Orion", que en ese entonces se encontraba en Mendoza 5030, casi esquina Triunvirato. La tragedia, que ya cumplió 7 años se produjo a causa de un pozo que se estaba cavando en el terreno de al lado con el fin de realizar un estacionamiento para un futuro edificio que tendría 10 pisos. La caída del lugar causó la muerte de Guillermo Fede, de 37 años; Luis Lu, de 23, y Maximiliano Salgado, de 18. Hoy el lugar está cubierto de pastizales y la causa parece no avanzar.
Una de las mayores tragedias del barrio

Poco tiempo después del derrumbe las pericias del lugar determinaron que no se habían tomado las medidas adecuadas en la obra lindera, y que también habían fallado los controles por parte de las autoridades. En aquel momento los vecinos ya estaban cansados de quejarse de los problemas que les estaba ocasionando la obra lindera: grietas, movimientos del suelo, roturas, pero hasta ocurrido el desastre nadie los escuchó.

Los dos locales de ropa que estaban en la planta baja del gimnasio quedaron en pie y estaban vacíos cuando tembló la cuadra. Mauro Montarau, encargado de una de estas tiendas, contó que el día anterior a la tragedia temblaba tanto el piso que se le cayó una mesada que tenía apoyada sobre la medianera de la obra en construcción.

El antes y el después


"Yo conocía al dueño del gimnasio, que fue uno de los sobrevivientes, y a uno de los chicos que murió. Es muy duro venir a trabajar y encontrarme todos los días con este lugar que está abandonado. Me causa angustia saber que no colocaron ni una chapita con los nombres de mis amigos, mínimamente deberían haber hecho eso en memoria de todos ellos", explico Juan Albertocco, quien tiene una peluquería justo frente al terreno donde se encontraba el gimnasio.

En 2015 la jueza María Fontbona de Pombo procesó -sin prisión preventiva- a los responsables de la obra en construcción. Se trataba del ingeniero civil Guillermo Heyaca Varela y del empresario de la construcción Daniel Menta, a quienes la jueza encontró en principio responsables del delito de "estrago doloso por medio de derrumbe de edificio, agravado por haber causado la muerte de tres personas y lesiones de distinta índole al menos en otras 11". Sumado a esto, les trabó embargo sobre sus bienes por diez millones de pesos.

Maximiliano Salgado, una de las víctimas


Judith Goldstein, una de las sobrevivientes de la catástrofe le relató a SoydeUrquiza.com. el caos en que se convirtió su vida desde el día del derrumbe. "Yo era profesora de gimnasia y este hecho me arruino la vida. Tuve que hacerme dos operaciones de columna y el dolor todos los días habita en mí. Además, sufro ataques de pánico y no puedo caminar cerca de las construcciones porque les tengo miedo. Es el día de hoy que la empresa constructora no nos indemnizó, no nos dio ni un peso para compensar lo que ocurrió. Son personas de mucho poder"

Luis Lu también murió esa tarde


Guillermo Ramón Fede tenía 37 años


Aún los familiares de las victimas y sobrevivientes siguen pidiendo justicia. Aún siguen luchando para que esta causa, como tantas otras, no quede impune.